¿Cómo empiezo a invertir para mi negocio sin fallar?

En entradas pasadas ya hemos tocado el tema de cómo poder emprender sin rentar un negocio físico, incluso de cuáles son las dificultades que podrías enfrentarte una vez arrancando tu negocio, sin embargo, puedes evitar gran mayoría de estas dificultades, incluso antes de emprender el negocio que tienes en mente, sorprendente no crees.

En esta entrada de blog te daremos algunos tips, consejos sobre cómo afrontar estos problemas.

Muchas veces queremos emprender un negocio, pero tenemos muchas ideas y al mismo tiempo no tenemos ni una, esto es porque nos enfocamos en todas ideas que tenemos y al mismo tiempo no maduramos ninguna, en este caso lo más recomendable es a lo que llamamos “bajar ideas” sin embargo ¿Cómo inicio?

Lo primero que necesitarás es una libreta, pero no es una libreta cualquiera, ni mucho menos un cuaderno cualquiera, tiene que ser un cuaderno o libreta (lo que prefieras) que sea cien por ciento de tu agrado, ya sea rosa, con estampado, divertida, algo más serio, no importa, lo importante es que sea de tu agrado, esto es para que te sientas motivada al momento que escribas en ella, encuentres amor por esa libreta que será la iniciadora de todo.

Lo segundo que tienes que hacer, es algo a lo que llamamos “lluvia de ideas”, tienes que preguntarte ¿Qué quieres emprender?

Apunta todas las idea que vienen a tu mente, no dejes escapar ninguna, tomate el tiempo que sea necesario, no hay límite de tiempo, no necesariamente tiene que ser en ese instante.

El segundo paso es analizar cada una de las ideas, para ello tienes que preguntarte ¿por qué quieres emprender ese negocio? ¿para qué?

Lo importante de este paso es que aprendas a poder ordenar tus pensamientos uno a uno y sobre todo poder “sacar la paja” aquello que no es necesario o que tal vez es una idea demasiado alocada, que solo por capricho o moda quisieras emprender.

Una vez teniendo el material inicial, analiza a qué tipo de personas quisiera vender, conoce bien tu mercado y cómo es que le gustaría ser presentado cada producto. Finalmente tienes que tener en cuenta los aspectos de cómo vas a darte a conocer, un en boca en boca que se trata ni más ni menos de recomendaciones de amigos a otros amigos, por redes sociales, o tal vez con un intercambio de tarjetas conocido como “Net Working” teniendo como inicio estos pasos, te aseguramos que reducirá drásticamente el peligro de riesgo en tu negocio, te sentirás más calmada ya que tendrás claras tus ideas y estarás más ordenada en cuanto a ellas.

Por último y no por eso menos importante, es que pongas todo tu cariño, amor y fe en ese negocio, sabemos que lo importante y la razón número uno por la cuál queremos tener un negocio es: generar dinero, sin embargo, cuando nosotros ponemos el corazón y la fé en lo que más nos gusta, nuestros negocios empiezan a crecer, prosperar ya que se proyecta ese mismo amor a tus clientes.

Esperamos que estos pasos a seguir te ayuden a empezar tu propio negocio, no tengas miedo de emprender y sigue adelante cumpliendo tus sueños. No olvides escribirnos en nuestras redes sociales, compartir tus experiencias con nosotros.